10 normas para que la fiambrera escolar no sea una fuente de bacterias.

 Ahora que se retoman las clases, vuelve la fiambrera escolar. Pon en práctica estas 10 normas para que la fiambrera de tus hijos no sea una fuente de bacterias.

fiambrera escolar

 Este curso, algunos centros, sobretodo de secundaria,  han optado por ofrecer a sus alumnos espacios donde calentar y refrigerar alimentos, como alternativa al servicio de comedor.  De esta manera se contribuye a agilizar las economías de las familias.

No pensamos que sea una mala idea siempre y cuando se planifiquen los menús y se ponga especial atención en la conservación e higienización de los alimentos. Para esto último, hemos preparado una serie de consejos que a pesar de ser sencillos, son básicos para que la alimentación de nuestros hijos no corra peligro.
 
1.- Los recipientes deben ser aptos para microondas.
2.- Antes de introducir los alimentos, comprueba que las fiambreras se encuentran limpias y secas.
3.- A la vuelta de la escuela, lava con agua caliente y jabón los recipientes, prestando especial atención a aquellos que han transportado alimentos grasos. No olvides secarlos.
4.- Una vez tengas previsto elaborar el menú, recuerda lavarte las manos, te sorprendería la cantidad de bacterias que transportan nuestras manos. Mientras dure la preparación, utiliza cuchillos y zonas de trabajo diferentes para  alimentos crudos o elaborados.
5.- Las ensaladas y vegetales que vayan a ser consumidos en crudo, deben estar bien limpias y secas.
6.- Los alimentos elaborados con huevo, deben estar bien preparados. El huevo crudo es un excelente caldo de cultivo para  los microbios.
7.- Las carnes, sobre todo la de cerdo y de pollo, deben estar bien cocinadas. La temperatura de una cocción suficiente, es la mejor aliada contra las bacterias.
8.- Si preparas la fiambrera escolar el día de antes, recuerda no dejar los alimentos a temperatura ambiente durante más de dos horas.
9.- Evita exponer los alimentos fuera de la nevera el menor tiempo posible durante el traslado al colegio. Son especialmente útiles las bolsas que mantienen el frio.
10.- Seguramente el centro educativo de tus hijos, tendrá una normativa respecto a cómo actuar a la hora de refrigerar los alimentos. Recuérdales en cualquier caso, que no dejen la fiambrera escolar cerca de las fuentes de calor. Comparte con tus hijos la importancia de estas simples reglas. En ellas está su salud.
¿Utilizáis fiambreras en casa normalmente?

ARG Neteges. Su empresa de limpieza