¿Quién patentó el primer lavavajillas?

A mediados del siglo XIX Joel Houghton creó una máquina destinada al lavado de la vajilla, pero su uso y construcción eran tan poco prácticos que le fue negada la patente. 

Tuvieron que pasar tres décadas para que podamos hablar del primer lavavajillas moderno. En 1886 shepine Cochrane, diseñara un lavavajillas muy similar al que utilizamos hoy en día patentando el invento como Garis-Cochran Dish-Washing Machine Company.

primer lavavajillas
Según reza el dicho, la necesidad agudiza el ingenio,y esto es lo que debió  ocurrirle a la Sra. Cochrane. Como esposa de político, estaba acostumbrada a celebrar numerosas veladas en su hogar. A lo que se negaba a acostumbrarse era a los accidentes que sufrían los platos durante su proceso de lavado, por ello y tras probar a realizar la tarea ella misma, consideró oportuno la creación de una máquina que hiciera la ardua tarea de manera eficaz y delicada.
 
El funcionamiento del aparato se basaba en una caldera de cobre con agua muy caliente y jabón que dispersaba el líquido sobre unos enclaves con diferentes medidas de las vajillas que rotaban al conectarse el aparato a la corriente eléctrica.
 
Joshepine  Cochrane ya conocía lo que era tirar adelante un proyecto, su abuelo Jonh Fitch fue uno de los propulsores del barco de vapor. Tras cumplir con la patente, comenzó a  vender su primer lavavajillas a familiares y amigos, pero la falta de electricidad y de calentadores frenaron su venta. En cambio, en los restaurantes, el invento tuvo una buena acogida, ya que Joshepine Cochrane  se encargó de predicar que el agua a alta temperatura permitía desinfectar los platos y evitar la contaminación. ¡ No se equivocaba!
 
¿Sabías que la compañía que fundó Cochrane se transformaría años más tarde en KitchenAid , para después pasar a ser la actual Whirpool?
Quizás te interese:
 
ARG Neteges. Su empresa de limpieza